Lorena

Lorena no sólo es la creadora de esta maravillosa iniciativa, también vela por su continuidad manteniendo la línea que siempre ha caracterizado al grupo: un espacio en el que poder sincerarse y en el que rezuma una actitud positiva ante la enfermedad. Participa activamente en las conversaciones y,  sobre todo, retira sin pestañear a los miembros que no cumplen las normas. Nos explica su trayectoria con la enfermedad y nos presenta el origen y fundación del grupo.

"Me llamo Lorena y soy la creadora del grupo Hipotiroideos España.

Soy hipotiroidea de Hashimoto desde hace casi veinte años, aunque hace sólo unos cuatro años, más o menos, que sé realmente la enfermedad que tengo y cómo he de tratarla.

Como la gran mayoría de hipotiroideos,  yo no tenía ni idea de qué era esta enfermedad. Un día me la encontraron de casualidad y sólo me dijeron que se llamaba hipotiroidismo, que tan sólo debería tomar una pastilla todos los días durante el resto de mi vida y que no tendría más complicaciones. Como parecía tan fácil y era tan joven, no tuve ni preguntas ni dudas.

Así pasé muchos años en los que no estuve bien medicada. Comencé a buscar información fiable, pero no la conseguía y sin ella no era capaz de solucionar mis síntomas. Fue entonces cuando buscando descubrí un grupo de facebook que me dejó helada. De repente me dí cuenta de que habían pasado un montón de años y no tenía ni idea de en qué consistía mi enfermedad, ni de todo lo ésta me había provocado.  Encontré más grupos y en todos ellos aprendí muchísimo y me apoyaron hasta encontrar una salida a mis síntomas.

Mi vida cambió gracias a las administradoras de dos grupos de Facebook (de España e internacional) especializados en Hipotiroidismo. Ellas son ahora mis amigas, para siempre. Durante un tiempo, colaboré a su lado en todo lo que pude, hasta que un día decidí crear un grupo en el que las personas en España nos pudiésemos ayudar mejor, ya que en grupos internacionales hay temas diferentes que no se pueden aplicar o adaptar a nuestro país.

El grupo creció y pedí ayuda a Ana, sin su constancia y apoyo, este grupo no existiría hoy. El grupo creció aún más y aumentamos al que hoy es el actual equipo de administradores y del que me siento orgullosa de presentar.

Sabemos que de forma muy humilde ayudamos a mucha gente, al menos hasta que entienden lo más básico y eso les posibilite coger ellos la riendas. Con esos conocimientos adquiridos, pueden seguir ayudando, si quieren y pueden, a más gente.

Hoy en día, mi médico reconoce que, desde que yo cogí las riendas de mi enfermedad, mis analíticas son perfectas (cosa que antes no ocurría) y que es admirable todo lo que sé ahora y cómo lo transmito.

Mi deseo es que todos los médicos nos entiendan y nos sepan tratar de forma correcta."